Las infecciones hospitalarias afectan al 8% de los pacientes

Imprimir

El 8 por ciento de la población que ingresa a un hospital argentino para internación corre el riesgo de adquirir una infección, según una estimación del Programa de Vigilancia del Ministerio de Salud de la Nación. Aunque el riesgo varía según las particularidades de cada centro hospitalario.

Según dijo a Clarín el titular del programa, Guillermo Lossa, el riesgo de adquirir una infección depende también de la enfermedad que motivó la internación y de la calidad de la atención del hospital. Los gérmenes que causan las infecciones pueden estar en los mismos pacientes, en el ambiente hospitalario o en personas que visitan al internado.

Ya 120 hospitales públicos y privados adhirieron voluntariamente a una red de vigilancia de esas infecciones. Un cambio que habría significado unas 300 muertes menos cada año (entre 2004 y el año pasado) y un gran ahorro: 3 millones de dólares anuales. "Tenemos tasas similares de infecciones hospitalarias que en Europa", sostuvo el funcionario. La infección más frecuente es la neumonía adquirida y asociada al uso de respiradores en los hospitales. La neumonía asociada al respirador presenta el riesgo más significativo (14 por 1.000 días de respirador).

Sin embargo, expertos que no forman parte del Ministerio consideran que falta mucho para un verdadero control de las infecciones hospitalarias. "Vamos muy lento. En Brasil y en Chile, por ejemplo, la notificación de la tasa de infecciones hospitalarias y los programas de control en cada institución ya son obligatorios. Aquí, en cambio, sólo lo hacen voluntariamente y no siempre se cumple ni se asigna personal capacitado en el control de las infecciones", dijo a Clarín Stella Maimone, directora de la consultora Codeinep y socia fundadora de la Asociación Argentina de Enfermeros en Control de Infecciones.

En 2006, la entonces diputada nacional Beatriz Leyba de Martí había presentado un proyecto para crear un registro nacional de infecciones intrahospitalarias. Pero nunca fue sancionado. Para Maimone, "sería importante para que la gente sepa cuál es la tasa de infecciones de cada hospital".

En cambio, Lossa consideró que es mejor que "cada institución adhiera voluntariamente y que ponga en marcha un programa de control". Antes de fin de año, informó, "lanzaremos un mecanismo de certificación que permitirá reconocer a las instituciones que bajen la tasa de infecciones".

Según la Comunidad Científica Internacional de Control de Infecciones, liderada por el argentino Víctor Rozenthal, las tasas de infección hospitalaria en la Argentina son 4 veces más altas que en los Estados Unidos, el Reino Unido, Australia, Canadá y Alemania. Otro de sus estudios había revelado que menos del 20% del personal se lava las manos antes de tocar a los pacientes si el centro médico donde trabajan no aplica un programa de control.